Kostal apuesta por un desarrollo sustentable

Kostal es una empresa que se dedica a producir piezas de la mecatrónica interior del auto, es decir, aquello con lo que una persona tiene contacto al entrar al auto, como el mecanismo para mover el asiento, subir y bajar el vidrio, intermitentes, etc.

Se trata de una empresa longeva, ya que hace más de 100 años comenzó sus operaciones en Alemania. La primera vez que salió del país, fue para colocar una planta en Querétaro en 1973, desde entonces hay 37 ubicaciones en todo el mundo con alrededor de 17,000 empleados.

La primera generación de Kostal es de 1912 y fue representada por Leopold Kostal, esta generación se enfocó en la electrificación; en 1935, apareció Kurt Kostal y con esto, la segunda generación centrada en la motorización; la tercera generación fue encabezada por Helmut Kostal en 1972, temporada en la que la marca se globalizó; la cuarta generación llegó en el 2008 con Andreas Kostal, con una dirección hacia la eficiencia energética.

La empresa genera ventas por encima de 2 billones de euros al año, cabe destacar que, destinan una parte considerable de recursos al área de investigación y desarrollo. En México hay 3 plantas: dos en Querétaro y otra en Guanajuato, una de las plantas de Querétaro tiene 50 personas trabajando en proyectos de desarrollo.

Daniel Velázquez, director de Manufactura de Kostal Mexicana, comentó que uno de los proyectos de desarrollo en los que están trabajando tiene relación con los vehículos eléctricos para el mercado norteamericano, pero por el momento no puede compartir más detalles.

Adicionalmente compartió que, ante el contexto ocasionado por la pandemia, la empresa se comprometió a nivel nacional a mantener a todos sus colaboradores, a pesar de haber parado aproximadamente un mes y medio, medida que se logró.

Por otro lado, al ser una empresa alemana y sabiendo que Alemania es uno de los países que están apostando fuertemente por reducir la huella de carbono, Daniel explicó que, en las plantas instaladas en México, también se está buscando tomar este tipo de medidas, por lo que están desarrollando proyectos para cambiar fuentes de energía, a la vez que elaboran estudios para evaluar cuántos watts se consumen por cada pieza que producen, esto, para generar ideas que contribuyan a reducir su impacto.