Datwyler inaugura área de inyección de termoplástico y silicón líquido

El día lunes 13 de diciembre se llevó a cabo la inauguración de la nueva área de inyección de silicón líquido y termoplástico de Datwyler, como invitados especiales asistieron el jefe de Operaciones en las Américas de Datwyler Sealing Solutions, David Clark; Walter Padró Loya, director general de Datwyler Sealing Technologies México; Alejandro Rangel Segovia, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Metalmecánica Automotriz; José Vargas, gerente operativo del Cluster Automotriz de Guanajuato (CLAUGTO); y Francisco Vidal Flores, de la Coordinación de Atracción de Inversiones de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable.

Después de 13 años de la fundación de la planta, la compañía cuenta con esta maquinaria destinada a la línea de producción de inyección de partes y componentes de termoplástico y silicón líquido, la cual representó una inversión de más de 45 millones de pesos.

El evento comenzó con unas palabras de bienvenida por parte del Director de Datwyler, quien agradeció la presencia de los asistentes y destacó que se trataba de un día muy importante, ya que la nueva área de inyección de silicón líquido y termoplástico, es una tecnología útil para diferentes aplicaciones esenciales de la industria automotriz. Con el desarrollo de esta área, Datwyler se convirtió en la única empresa del Estado y de las pocas en el país con esta tecnología. Enfatizó que la compañía ha hecho grandes inversiones para adquirir dos máquinas, una se encuentra en la planta de Silao, mientras que la otra está en construcción en Alemania.

Por otro lado, José Iglesias, el ingeniero encargado del proyecto de LSR y TPL ofreció una introducción sobre dicha área de inyección de plástico y silicón. Explicó que la inyección de plástico es uno de los pilares en la fabricación de automóviles, por ello, “la búsqueda de innovar ha resultado en la implementación del proceso de dos componentes […] en una prensa se inyecta el termoplástico, posteriormente, esta pieza se introduce en una segunda prensa, en un molde de inyección de silicón donde se sobremoldea; la clave consiste en tener estos dos componentes inyectados en el mismo proceso para ahorrar el proceso de ensamble sin comprometer ninguna de las funciones. La inyección de plástico se hace con el producto caliente y se enfría en el molde para formar la pieza, mientras que el inyectado de silicón se hace frío y se vulcaniza en el molde a altas temperaturas”.

Como parte del evento, José Vargas, gerente de operaciones de CLAUGTO, entregó a la empresa el certificado de Acreditación CLAUGTO, un modelo que evalúa 9 áreas, para asegurar que la empresa tiene el nivel de satisfacción requerido por la industria.

Para finalizar, el jefe de Operaciones en las Américas de Datwyler Sealing Solutions, David Clark, comentó que el nivel de satisfacción que la planta tiene por parte de los colaboradores y clientes es muy alto, por lo cual, extendió una felicitación al equipo laboral de Datwyler.